Piden en Misa orar por las chicas de los ‘pack’

Piden en Misa orar por las chicas de los ‘pack’

COMPARTIR

Altamira, Tamaulipas.– En la iglesia católica dedicada a Santiago Apóstol, del municipio de Altamira, hubo la noche del domingo una petición especial por parte del clérigo: orar por las 700 jóvenes y sus respectivas familias que, refirió, han sido afectadas gravemente por la difusión de archivos visuales en los que aparecen fotografías de ellas al desnudo y en poses “grotescas”.
Quien hizo tal petición fue el párroco del templo situado en pleno centro del municipio, Ángel Vargas, quien dedicó su homilía dominical, basada en el evangelio del Buen Pastor, a hablar extensamente del tema y pedirles a los fieles que son jefes de hogar o padres de familia que sean también ellos buenos pastores con sus hijas e hijos, y así eviten ese tipo de situaciones que terminan dañando severamente a un núcleo familiar, e impactan a toda la sociedad.
El sacerdote empezó su sermón relatando cómo un conocido suyo le preguntó en persona, hace pocos días, si estaba enterado él del escándalo, y a una respuesta suya en sentido negativo, la persona le indicó que acababa de recibir, vía celular, un archivo con 700 carpetas donde aparecían las fotos de igual cantidad de jovencitas, a las que se veía, en tales imágenes, no sólo sin ropa, sino hasta en actitud de plano pornográfica.
Al dirigirse en forma incluso exaltada a los feligreses, el cura atribuyó la responsabilidad por tal clase de comportamiento y exposición pública de las chicas a la falta de atención y cuidado por parte de los paterfamilias, que al no educar de manera correcta terminan dejándolas a merced de sujetos sin escrúpulos que acaban por hacer lo que se conoce ahora como sexting, y que queda al descubierto con los famosos “pack”.
Lo menos grave que le puede pasar a una jovencita que comparte una fotografía suya con el novio es que éste se la muestre a sus amigos, le hizo ver el padre Vargas a su feligresía, y mencionó que está enterado de que hay víctimas de ese delito cometido en la zona, el de la difusión masiva de sus imágenes íntimas, que no quieren ni pisar la banqueta, y sus familias están “destrozadas” por el daño moral, razón por la cual pidió a todos orar fervorosamente por ellas.