Prometedores resultados de vacuna contra el VIH

Prometedores resultados de vacuna contra el VIH

COMPARTIR

Esta vacuna puede prevenir infecciones de múltiples cepas del virus.

Un equipo de científicos liderado por Harvard ha tenido éxito temprano probando una vacuna de múltiples cepas en humanos: todas las personas (393) que recibieron el medicamento produjeron al menos algún tipo de respuesta inmune anti-VIH, con al menos el 80 por ciento produciendo respuestas más avanzadas.

La droga Prep (pre-exposure prophylaxis) es eficaz para prevenir la infección por VIH, pero, a diferencia de una vacuna, debe tomarse con regularidad, incluso a diario, para evitar que el virus se adhiera.

En el ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, los científicos probaron varias combinaciones de la vacuna mosaico en personas de 18 a 50 años que no tenían VIH y estaban sanos.

Los participantes, de los EE. UU., Ruanda, Uganda, Sudáfrica y Tailandia, recibieron cuatro vacunas en el transcurso de 48 semanas.

Los investigadores también descubrieron que la misma vacuna protegía al 67 por ciento de los monos rhesus contra el virus de la inmunodeficiencia humano simia, lo que sugiere que podría ser efectivo contra el VIH.

Esto no significa que el grupo haya encontrado una vacuna efectiva.

Si bien la prueba del mono es alentadora, es necesario que haya más pruebas para demostrar que la droga podría defenderse eficazmente de las infecciones en los seres humanos.

El siguiente paso es probar la vacuna con 2.600 mujeres en el sur de África que están en riesgo de contraer el VIH.

Es una de las cinco vacunas que lograron llegar tan lejos en las pruebas, pero las que sí lo hicieron no fueron lo suficientemente efectivas para llegar más lejos.

Sin embargo, hay un fuerte incentivo para que esta vacuna tenga éxito.

A diferencia de los esfuerzos anteriores, que solo se centraron en cepas de VIH específicas, esta vacuna es un “mosaico” que incluye trozos de cepas múltiples en un intento por crear un medicamento más universal.

Si resulta efectivo, los médicos podrían administrar la vacuna a gran escala, ya que las vacunas anteriores solo habrían funcionado para poblaciones pequeñas, incluso si hubieran funcionado bien.

Es poco probable que represente una solución general, pero podría dar un golpe significativo contra el VIH si todo va bien.

Alrededor de 37 millones de personas en todo el mundo viven con VIH o sida, y se estima que hay 1,8 millones de casos nuevos cada año.